En la encuesta de ITIC de 2016, el 98% de los encuestados indicaron que una sola hora de inactividad de la red les cuesta más de 100.000 dólares, mientras que el 81% de las empresas informaron de costes de interrupción por hora superiores a 300.000 dólares, y el 33% informó de pérdidas superiores a 1-5 millones de dólares/hora. Cuando hablamos del centro de la red, en realidad nos referimos a la disponibilidad de las aplicaciones y los servicios empresariales: ¿el software del que depende la empresa funciona dentro de unas normas aceptables de capacidad de respuesta y precisión?

Se acabaron los días en los que los ingenieros podían esperar simplemente a que un usuario final llamara por teléfono para comunicar un problema de rendimiento. Las redes son demasiado complejas, con múltiples capas de redundancia y conmutación por error, como para centrarse en las partes individuales; un directivo me dijo una vez: "no son los equipos los que hacen el dinero, es lo que los equipos nos permiten hacer lo que hace que nos paguen a todos". Con unas pérdidas potenciales de 5 millones de euros/hora, es crucial que los equipos de red dispongan de las herramientas necesarias para gestionar el rendimiento y la supervisión de fallos, automatizar la gestión de eventos, y convertir el estado de los dispositivos individuales y el estado del servicio en perfiles de servicios empresariales y de aplicaciones más complejos.

Se puede visualizar la monitorización de aplicaciones y servicios empresariales como un problema de varias capas; una pirámide de piezas. En la parte inferior, la amplia base de la pirámide, están todas las piezas individuales, o widgets, que representan los componentes del servicio. Son los servidores, los dispositivos de almacenamiento, los conmutadores y los equilibradores de carga en los que se basa la aplicación para su alojamiento y funcionamiento. Pero esa capa base también se compone de las interfaces clave específicas por las que fluyen los datos, así como de los servicios que aloja cada servidor y que la aplicación necesita, como el demonio mysql o apache. Por encima de esa capa están los componentes que conforman la experiencia del usuario de entrada (UX); ¿se carga la página de inicio de sesión de la aplicación en un tiempo razonable? Por último, en el extremo superior de la pirámide se encuentra un ejercicio de extremo a extremo de la propia aplicación. Normalmente se denomina transacción sintética y consiste en garantizar que toda la aplicación funciona, desde la presentación hasta la lógica empresarial y la capa de back-end.

El siguiente gráfico muestra los resultados de una prueba de este tipo. La línea negra representa el estado de la transacción sintética, mientras que la línea amarilla muestra el tiempo que se tarda en ejecutar la transacción sintética y obtener un resultado. Puede ver donde la línea negra cae que la transacción sintética falló durante ese período, pero como la línea amarilla seguía dibujando algo volvió, sólo que no el resultado esperado.

Cada uno de estos parámetros puede ser umbralizado, con reglas de escalado, y las alarmas asignadas de forma rápida y fiable utilizando la solución NMIS (Network Monitoring Information System) de Opmantek para la monitorización del rendimiento y los fallos. La ampliación de NMIS con opCharts permite la creación de cuadros de mando detallados centrados en la aplicación que contienen gráficos de fácil interpretación, como el de arriba.

Las exigencias impuestas al Centro de Operaciones de Red aumentan exponencialmente a medida que las Líneas de Negocio que atienden se vuelven más dependientes de las aplicaciones y sus marcos para generar ingresos. Herramientas como NMIS, opCharts y otras de Opmantek pueden ayudar a los ingenieros a pasar de forma rápida y eficiente de una visión elevada y abstracta de la aplicación a una causa raíz, automatizando la recopilación de información para la resolución de problemas e incluso la autocuración de la red.

Para obtener más información sobre las soluciones de descubrimiento y auditoría de activos, supervisión de rendimiento y fallos, configuración y cumplimiento de la normativa de Opmantek, o para programar una demostración, visite nuestro sitio web en www.opmantek.com o envíenos un correo electrónico a contact@opmantek.com.

Paul McClendon | Soporte de software Escritorio: 1(704)909-2829